SEMINARIO
De la Culpa a la Felicidad
sEMINARIO – 4 CLASES

La culpa se origina en nuestro juicio duro y nuestro juicio se origina en nuestras creencias. Las preferencias de nuestras creencias son las creadoras del juicio duro y con ello de la autocrítica. Cuando frente al error nos criticamos en lugar de aprender, las emociones duras y el dolor que esto genera nos separa de nosotros mismos.

A lo largo de este seminario de 4 encuentros trabajaremos con las emociones que nos anclan en la culpa. Veremos como transformar el auto castigo que surge como la respuesta inconsciente a la culpa, en una energía consciente de perdón y gratitud. Cuando frente a la culpa liberamos la energía negativa que alimenta los argumentos que justifican nuestro juicio comenzamos a transformar la negatividad en energía creadora.

En realidad, la culpa es la energía que nos impide corregir los errores cuando nos desviamos del plan del alma. El PECADO ORIGINAL es simplemente la experiencia de dualidad que nace de la perdida de la presencia, de la desconexión con el alma. En última instancia uno se culpa a uno mismo por no ser divino por haber quedado desconectado de su propia naturaleza esencial. Cuando logramos esa conexión con el alma llega la felicidad a la vida. Esta felicidad es una característica que no depende del afuera, está por sobre las formas y por sobre las expectativas y por sobre las circunstancias. Esta felicidad gratuita no es afectada por la culpa ya que vive por sobre ella.

A lo largo de este seminario utilizaremos el árbol de la vida para:

  • Descubrir la relación entre la polaridad y la culpa.
  • Veremos el proceso de la creación del juicio y la crítica y su superación desde la atención plena y el amor incondicional a lo que es.
  • La ley de libre Albedrio y el efecto de la culpa en la creación de nuestra realidad.
  • Las carencias y el sentido de la vida cuando hay corrección del sentimiento.
  • Meditaciones y ritmos respiratorios para elevar la frecuencia del sentimiento.
  • Meditaciones con Símbolos.
  • Contemplaciones con arquetipos bíblicos.

No hay condiciones externas para ser felices, ser feliz es una decisión que involucra superar la culpa desde la voluntad del espíritu. Nunca te quedes pegado a ninguna situación por culpa sino más la idea es aceptar el error con humildad e integrar la carencia interna desde la cual emana la culpa en nuestra consciencia.

En última instancia la imposibilidad de conectar con nuestro corazón es el origen de la culpa, ya que muchas veces para evitar aceptar que tenemos que conectar con el amor incondicional para corregir el dolor del alma elegimos justificar nuestra imposibilidad con ella.